Abraham Lincoln

Esclavitud.
Nadie la merece.
Tampoco una marca.
Porque una marca, también la suya,
es un organismo vivo. Tiene extremidades,
corazón, cabeza. Respira y se fatiga.
Duerme bien. O no.
Si la pinchan, ¿no sangra?
Pero ni siquiera una marca escapa a una
paradoja: quien es libre de elegir, es
esclavo de tener que decidir.
La marca que es libre de ofrecer es
esclava de la forma en que se presenta al
mundo. Y la esclavitud, incluso la relativa,
tiene siempre los mismos síntomas:
entorpece el paso, enmudece, impide
crecer, impide elegir.
Es raro porque si todos sabemos hablar,
¿por qué las marcas tartamudean o se
quedan sin nada que decir en la página
de un periódico, en un banner o un spot?

Porque la libertad mengua si en vez de
una persona, nos escuchan 100.000.
Si eres una persona, hablar te hace libre.
Si eres una marca, lo que te hace libre es
que te escuchen. Y hacerse oir en medio
de tanto ruido es un arte.
En 30 años hemos trabajado por la
libertad de Bausch&Lomb, Cruzcampo,
Mapfre, Ing, Renfe, Seat, Unicaja, Iberia,
Renault, Mutua, Greenpeace, Caixa Geral,
Visa, Crédito y Caución. Y 42 marcas más.
También podemos ayudar a la suya.
Hablemos.
Busquemos un rato libre.

Hola.


De momento puede ver nuestro trabajo.
O leerlo.

Abraham Lincoln

Esclavitud.
Nadie la merece.
Tampoco una marca.
Porque una marca, también la suya,
es un organismo vivo. Tiene extremidades,
corazón, cabeza. Respira y se fatiga.
Duerme bien. O no.
Si la pinchan, ¿no sangra?
Pero ni siquiera una marca escapa a una
paradoja: quien es libre de elegir, es
esclavo de tener que decidir.
La marca que es libre de ofrecer es
esclava de la forma en que se presenta al
mundo. Y la esclavitud, incluso la relativa,
tiene siempre los mismos síntomas:
entorpece el paso, enmudece, impide
crecer, impide elegir.
Es raro porque si todos sabemos hablar,
¿por qué las marcas tartamudean o se
quedan sin nada que decir en la página
de un periódico, en un banner o un spot?

Porque la libertad mengua si en vez de
una persona, nos escuchan 100.000.
Si eres una persona, hablar te hace libre.
Si eres una marca, lo que te hace libre es
que te escuchen. Y hacerse oir en medio
de tanto ruido es un arte.
En 30 años hemos trabajado por la
libertad de Bausch&Lomb, Cruzcampo,
Mapfre, Ing, Renfe, Seat, Unicaja, Iberia,
Renault, Mutua, Greenpeace, Caixa Geral,
Visa, Crédito y Caución. Y 42 marcas más.
También podemos ayudar a la suya.
Hablemos.
Busquemos un rato libre.

Hola.


De momento puede ver nuestro trabajo.
O leerlo.